Psicología de la Educación. ¿Qué es Educar?

  • Las investigaciones en el campo de la psicología han constatado que la educación no es sólo atender a las necesidades básicas de los niños, es decir, no sólo basta con proporcionar alimentos, ropa y un lugar donde cobijarse, sino que implica también otra serie de obligaciones para que el menor adquiera un estado de bienestar biopsicosocial.

Estaréis de acuerdo conmigo, en que vuestro hijo necesita algo más que comida, vestido y un hogar donde vivir. También necesita sentirse seguro y querido por vosotros. Casi siempre está demandando vuestra atención; necesita que estéis a su lado, que le digáis las cosas que hace bien y las cosas que hace mal; necesita que le enseñéis a hacer todo lo que tiene que hacer, y, de este modo, va adquiriendo confianza en sí mismo y aprende a ganarse la consideración de los demás.

El niño que se siente querido y seguro, es un niño feliz y con una elevada autoestima, tiene la capacidad de asumir ciertas responsabilidades y de adaptarse a las demandas sociales y culturales de su entorno. No obstante, todo esto también se lo tendréis que enseñar.

Es cierto que la familia puede compartir las funciones educativas con otras instituciones o personas, como, la escuela, los amigos o los medios de comunicación, pero no se deben delegar en ellas las funciones propias, sobre todo en los primeros años de vida, donde las obligaciones educativas son exclusivamente de los padres.

El objetivo último de la educación es el de enseñar a los hijos a comportarse libre y responsablemente dentro de su cultura de referencia, aceptando las normas que facilitan la relación interpersonal y la vida en comunidad, todo ello, fomentando el desarrollo y el crecimiento personal del individuo.

¿Qué es Educar?

Proporcionar lo necesario para que el niño/a adquiera un estado de bienestar biopsicosocial.

Atender a las necesidades básicas y materiales: Alimentación, hogar, ropa, educación, etc.

Proporcionar: Seguridad, afecto, amor propio, felicidad, confianza, paz, consideración hacia los demás y responsabilidad.

Preparar a las personas para una actuación libre y autónoma pero responsable.
Favorecer la necesidad de individualidad y autonomía de las personas, pero bajo unas normas que faciliten la interdependencia y la vida en comunidad.

Potenciar la socialización. Inculcar un conjunto de valores y normas culturales que formen la conducta social. Puede hacerse de forma intencionada o a través del modelo de los padres y el estilo de vida familiar.

La familia puede compartir sus funciones con otras instancias socializadoras (medios de comunicación, escuela, grupo de amigos, etc.), pero no debe delegar en ellas esas funciones.

Los Psicólogos de Algeciras somos Especialistas en Psicología Clínica Infanto Juvenil y conocemos la importancia que tiene la educación para un adecuado desarrollo bio-psico-social de nuestros hijos.

En próximos artículos analizaremos las falsas creencias que existen con respecto a la educación y desarrollaremos una de las últimas tendencias en los programas de Escuela de Padres: «La Educación Positiva».

Más información acerca de la «Educación Positiva» lo podéis encontrar en el libro: «Programa EDUCA. Escuela de Padres. Educación positiva para enseñar a tus hijos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *