A tu lado en el Camino. Terapia de Pareja

La actitud que tenemos hacia nuestra pareja, la forma de estar y de relacionarnos con ella, va a determinar que la relación merezca o no la pena, sobre todo en los momentos difíciles. Cuando surge un problema, puedes decidir enfrentarte a tu pareja y empeñarte en tu punto de vista. No obstante, esa actitud bloquea cualquier posibilidad de solución de conflictos. También puedes decidir darle la espalda, pero, a medida que sigáis avanzando, os iréis distanciando cada vez más uno de otro. Lo bueno es que tienes otra opción, puedes optar por ponerte a su lado, ver el mundo desde su perspectiva e intentar llegar a un acuerdo, juntos en el camino. El objetivo de este libro, “A tu lado en el camino”, es enseñar una serie de actitudes y de estrategias que os permitan afrontar los conflictos de pareja de forma más positiva. Las habilidades de comunicación, la capacidad para resolver problemas, la actitud de reforzar positivamente al otro y los valores que os unen harán vuestra relación más sana, valiosa, auténtica y satisfactoria.

 

 

Plan «Renove de Gafas» 4 y 5.

La reestructuración cognitiva, el «plan renove de gafas», es una de las principales técnicas de tratamiento psicológico de los trastornos emocionales. En este video se analizan las dos últimas fases de la intervención: discutir los pensamientos negativos y modificarlos por otros alternativos, más saludables y adaptativos.

 

El origen de las emociones

Las emociones no vienen de la nada. Éstas se originan o son consecuencia de las situaciones o de los estímulos que nos encontramos. No lo olvides nunca: “Si no hay una situación, no hay una emoción”.

 

Confinamiento en Familia. COVID-19

 

Aunque estamos recibiendo muchos mensajes de lo positivo que puede llegar a ser compartir estos días con nuestros seres queridos y las imágenes de padres disfrazados de piratas jugando con sus hijos impregnan las páginas de la prensa e internet, lo cierto es que llevar tantos días de encierro, si bien es cierto que nos ofrece todas esas cosas, también puede suponer un verdadero ejercicio de malabarismo. El teletrabajo, los niños que necesitas salir y correr, las tareas del cole, las labores del hogar, no tener espacios para cada uno, pueden suponer un verdadero agobio incluso si eres la mismísima Mary Poppins. A continuación te proponemos una serie de consejos para que podáis sobrellevar la situación lo mejor posible:

Ejercicio Físico Aeróbico

¿Cómo hacer ejercicio?
Una vez que hayas decidido comenzar con la práctica regular de ejercicio físico, se recomienda tener en cuenta que cada una de las sesiones de ejercicio programadas debe incluir las siguientes fases: a) un precalentamiento de 5 a 10 minutos (estiramientos), b) un programa de ejercicio aeróbico de unos 30 a 45 minutos y c) otros 5 o 10 minutos de ejercicios de estiramiento y de relajación. Si en un primer momento no sabes cómo hacerlo, lo mejor es que te dejes asesorar por un fisioterapeuta.
Algunos de los ejercicios aeróbicos que se suelen recomendar son: caminar, correr, montar en bicicleta, natación o gimnasia de mantenimiento. Debes saber que para que el ejercicio físico sea eficaz y se convierta en un hábito duradero debe ser agradable y nunca una obligación. Si no puedes o no te gusta ninguna de las actividades propuestas, también pueden ser eficaces técnicas como el Tai-Chi, Pilates o ejercicios más tradicionales (y para muchos especialmente divertidos) como el baile o la danza.
Ultimas recomendaciones para hacer ejercicio.
# El ejercicio debe adecuarse a las capacidades físicas de cada persona. Para conseguir los efectos beneficiosos y aumentar la calidad de vida debe realizarse de forma moderada, controlada y progresiva.
# Realizar alguno de los ejercicios recomendados al menos 3-5 días en semana.
# El deporte debe realizarse por la mañana o a primeras horas de la tarde. Hay que evitar hacerlo por la noche ya que a esas horas puede interferir en la conciliación del sueño.
# Es importante que el ejercicio se mantenga a lo largo de todo el año. El tratamiento físico es un planteamiento a largo plazo y la mejoría la notarás pasadas unas sesiones. Esto se debe a que la musculatura debe ir adaptándose y acostumbrándose poco a poco al ejercicio físico.
# El ejercicio físico está presente en muchas de nuestras actividades cotidianas: subir/bajar escaleras, visitar a amigos, hacer compras, realizar las tareas del hogar, etc. Evita coger el coche e intenta caminar para la realización de las actividades diarias. Cualquier ocasión es buena para “engrasar las
bisagras”.

Confinamiento en personas mayores COVID-19

Después de tantos años escuchando a nuestros padres y abuelos decirnos “ten cuidadito cuando salgas, come bien, no te acuestes muy tarde”, llega un virus que da la vuelta a la situación y nos escuchamos a nosotros mismos decir estas cosas a nuestros mayores… Hay que recordar que esta enfermedad afecta especialmente a las personas de edad avanzada, por eso es tan importante que permanezcan aisladas, y que guardemos nuestros besos y abrazos para dentro de un futuro no muy lejano. Si eres familiar de una persona mayor, llámala con frecuencia, asegúrate de que se está tomado la medicación en caso de tenerla, procura escucharla, pregúntale qué necesita (una compra, una bombona de butano, medicinas). Intenta prestar apoyo sin enviar mensajes alarmistas.

Relajación Muscular

La relajación es un estado de hipo-activación (baja activación) generado por diversas técnicas. Son muchos los efectos fisiológicos que se producen al relajarnos.

Efectos beneficiosos de la relajación

  • Disminución de la tensión muscular.
  • Disminución de la frecuencia e intensidad del ritmo cardíaco.
  • Disminución de la activación simpática general.
  • Disminución en los niveles de secreción de adrenalina y noradrenalina.
  • Disminución del consumo de oxígeno.
  • Aumento de la vasodilatación arterial, que hace que haya más riego periférico y mayor oxigenación de las células.
  • Cambios en la respiración: Disminución de la frecuencia y aumento en la intensidad y regularidad en la respiración.
  • Disminución del metabolismo basal.
  • Disminución del colesterol.
  • Incremento en el nivel de leucocitos, por lo que mejora el sistema inmunológico.
  • Incremento de los ritmos «alfa» cerebrales, que hace que estemos más tranquilos.
  • Nos hace sentirnos mejor, más felices y con menos ansiedad.

    Algunos de los beneficios son a corto plazo, como el sentirse tranquilo o la disminución de la ansiedad. No obstante, para conseguir otros efectos más duraderos se debería practicar la relajación todos los días. Es importante que la relajación se convierta en un hábito, por lo que te recomendamos que la practiques diariamente.

Antes de empezar con la práctica, debes tener en cuenta una serie de aspectos generales que serán importantes para que la relajación sea exitosa.

Consideraciones generales de la relajación.

  • La relajación se aprende de forma progresiva, en función del tiempo que dediques a practicarla y a la calidad de la misma.
  • Para conseguir relajarte es necesario que te dejes llevar, permitiendo el desarrollo de las sensaciones corporales sin tener temor.
  • No debes tener miedo de perder el control de ti mismo ni de que vayas a hacer algo en contra de tu voluntad (esto son mitos, no es real).
  • El objetivo no es conseguir grandes ganancias sino ir avanzando de forma progresiva, mejorando la relajación día a día.
  • Debes adoptar una postura cómoda y reducir los estímulos que puedan molestarte (ruidos, ropas apretadas, luces, etc.).
  • Tienes que tener los ojos cerrados para no distraerte con otros estímulos.

    Una vez analizadas las mejores condiciones para hacer la relajación, es el momento de aprender y practicar la técnica.